¿Sabías que tu cabello responde a la luz del sol igual que las plantas? Es sorprendente ¿verdad?

Si lo piensas tiene mucho sentido.

Son muchas las razones por las que se nos puede caer el cabello, pero una de ellas es cíclica y cada año nos puede afectar, la caída estacional. En primavera y verano el cabello florece porque la luz del sol activa las hormonas del crecimiento del pelo, igual que la clorofila en las plantas. Según dicen los expertos, esto puede deberse a que el cuerpo intenta proteger el cuero cabelludo de los rayos del sol y las altas temperaturas. En otoño, sin embargo, la baja radiación solar trae cambios. 

análisis capilarSegún la Academia Estadounidense de Dermatólogos, la mayoría de las personas pierde entre 50 y 100 cabellos por día, y los factores de estrés como el parto, la pérdida de grandes cantidades de peso, la cirugía, hábitos no saludables, dieta inadecuada, cambios hormonales o la exposición a contaminantes, pueden acelerar la caída del cabello. 

Dejando a un lado los factores mencionados, al final del verano y principios del otoño, el cabello tiende a caerse más de lo normal. En principio, no debemos preocuparnos, siempre que sea la regeneración natural del cabello, porque esto nos afecta a todos, tanto hombres como mujeres.

Normalmente el pelo se cae cuando alcanza su ciclo de maduración  para dar paso a uno nuevo más vigoroso y saludable, al igual que sucede con la regeneración celular. Si bien es verdad, la pérdida de cabello nos asusta más porque la notamos y nos hace pensar que algo va mal, pero es un proceso normal y natural del cuerpo.

Claves para conseguir un cabello más sano y fuerte

Teniendo en cuenta que en otoño probablemente se nos caigan más pelos de lo normal y que es un proceso natural regenerativo, siempre podemos mejorar la calidad y cantidad de nuestro cabello si tomamos ciertas medidas preventivas para ello. Y recuerda que la caída del cabello es un proceso normal, ¡no te asustes!

Un buen cepillado

análisis capilarPeinarse puede ser el momento más temido a la hora de enfrentarse a la caída del cabello. Sin embargo, usar el peine correcto puede reducir la rotura del cabello y al mismo tiempo estimular su crecimiento.

Ya lo recomendaban nuestras abuelas y tenían mucha razón, cepillar bien el cabello tiene varios beneficios. Por un lado se retiran partículas que ensucian y obstruyen la raíz del pelo y, por otro, se realiza un ligero masaje en el cuero cabelludo que estimula la circulación sanguínea.

Si se tienen problemas de pelo fino y quebradizo, es mejor usar un peine de madera con dientes anchos  para desenredar y luego un cepillo normal para minimizar la pérdida de cabello. 

No lavar en exceso y sobrecalentar

Los tratamientos químicos frecuentes para el cabello, como el secado excesivo, el planchado, champús con siliconas y los tintes, pueden causar la caída del cabello. Por lo tanto, es mejor no excederse con tratamientos químicos y herramientas que calienten el cabello a mucha temperatura. Además, no es bueno lavarlo demasiado y no dejar que segregue su propio aceite natural. No es cuestión de ir con el pelo grasiento, pero tampoco agotarlo con tratamientos agresivos.

Cortar el estrés con yoga y ejercicio

El estrés puede contribuir más de lo que piensas con la caída del cabello. El estrés a largo plazo o persistente puede afectar la fase de crecimiento del ciclo del cabello. En estado de estrés crónico los niveles de cortisol aumentan y esto provoca la caída brusca del cabello, los glóbulos blancos pueden atacar a los folículos. Sin embargo, reducir el estrés puede ayudar a que tu cabello vuelva a crecer, y el ejercicio regular como el yoga o el pilates, contribuyen a bajar los niveles de estrés y, por tanto, regenerar el cabello. 

Cuida tu cuero cabelludo

La caspa o el cuero cabelludo seco suelen ser una gran razón para la caída del cabello. Por lo tanto, es esencial para mantener su cuero cabelludo saludable que tenga una cierta hidratación con sus propios aceites naturales y un masaje adecuado. Podemos aportar una dosis extra de nutrición si durante la noche engrasamos –sí, engrasamos-, el cabello con aceites como el de almendra, coco, romero o semillas de ricino, ya que contribuyen en gran medida a nutrir el cuero cabelludo y estimular el crecimiento del cabello.

En las mujeres se deben evitar peinados muy tirantes como las colas de caballo, o las trenzas, ya que tirar del cabello con fuerza también puede provocar la caída del cabello. 

Una dieta adecuada

análisis capilarLa deficiencia nutricional a veces causa el adelgazamiento del cabello o incluso la calvicie total. Minerales como magnesio, azufre, sílice y zinc son fundamentales para mantener un cabello saludable. Además, el betacaroteno presente en vegetales y frutas verdes y amarillos puede promover el crecimiento del cabello.

Una dieta con muy poca proteína puede retardar el ciclo de crecimiento del cabello. Así que asegúrese de incluir alimentos ricos en proteínas como pescado, huevos, legumbres y yogurt.

Si tienes problemas con la salud capilar, te recordamos la siguiente cita de análisis capilar en la farmacia Fatou:

Análisis capilar: ¡no pierdas tu cita!
8 de octubre de 2018 de 17 a 20:30 horas
Pide tu cita a través de nuestro teléfono 954 713 403,  en el correo electrónico info@farmaciafatou.es, rellenando nuestro formulario de contacto o visitando nuestra farmacia de lunes a domingo de 9 a 22 horas en la calle Haza de Liendo, 4, 41860 Gines (Sevilla).