Cuidar de nuestra audición es un elemento más de nuestra salud integral que deberíamos tener en cuenta, en especial, a partir de los 50 años. A partir de esta edad, los expertos aconsejan revisar todos los años nuestra agudeza auditiva para prevenir y remediar, si fuera necesario, la pérdida de audición.

Otros casos en los que conviene revisar el oído periódicamente son los siguientes:

  • Tendencia genética: Si en nuestra familia hay antecedentes de problemas de audición, es recomendable tenerlo en cuenta. Revisar el oído cada cierto tiempo fomentará las soluciones tempranas.
  • Condiciones laborales ruidosas: uso de maquinaria o instrumentos que emitan sonidos por encima de los 85 decibelios.
  • Hábitos, por ejemplo, el uso habitual de auriculares con el volumen muy alto o frecuentar durante largos periodos entornos bulliciosos, como pueden ser discotecas.
  • Traumatismo auditivo: Si recibimos un golpe o por accidente se perfora el tímpano, necesitaremos asistencia médica, además de comprobar el estado de nuestra agudeza auditiva.

No conviene olvidar que el oído también es el órgano responsable del sentido del equilibrio. Por lo tanto, si funciona bien, evitaremos caídas y otras lesiones.

audicion fatou

¿Qué es la salud auditiva?

La salud auditiva consiste en oír bien los sonidos dentro del campo auditivo humano normal a una frecuencia entre el tono más bajo (20 hercios) y el más alto (20 kilohercios) y entre una intensidad de 0 y 130 decibelios.

Los sonidos cuya intensidad es superior a los 80 u 85 decibelios pueden causar daños, especialmente , si se trata de ruidos que se escuchan durante mucho tiempo. Además, aquellos por encima de 120 decibelios pueden ocasionar daños irreparables en los oídos.

¿Por qué es importante mantener la audición?

El sentido del oído nos permite escuchar muchas cosas en nuestro entorno, desde conversaciones banales hasta sirenas que indican peligro. Las personas con deficiencias auditivas no pueden acceder a la información ni comunicación del mismo modo que los normoyentes. 

La falta de agudeza auditiva genera necesidades especiales. Por ejemplo, las personas que no oyen bien…

  • Solo pueden ver la televisión con subtítulos para sordos. Cuando la persona sabe o puede leer, este hecho resulta gravísimo, pues solo obtendrá información incompleta con las imágenes televisivas.
  • No pueden escuchar la radio ni audios por internet ni otros contenidos no adaptados para personas sordas. Algo tan sencillo como disfrutar de la música puede ser una experiencia muy diferente. Por suerte, cada vez existe mayor conciencia de esta brecha y existen propuestas tan interesantes como Musignados Dúo.
  • Pueden tener problemas de acceso al teletrabajo o a la enseñanza virtual porque existen muchos entornos poco inclusivos desde el punto de vista de la accesibilidad auditiva.
  • No acceden en igualdad de condiciones a la asistencia sanitaria. En las circunstancias de urgencia o, incluso en la actualidad, que gran parte de los servicios sanitarios se prestan por teléfono, la falta de audición puede perjudicar irremediablemente a la persona afectada.

De este modo, el sentimiento de aislamiento y desamparo crece, en especial cuando se trata de personas mayores que han perdido audición. A diferencia de los sordos prelocutivos (personas cuya sordera se desarrolló antes de comenzar a hablar), no es habitual que conozcan otra lengua para comunicarse, como puede ser la lengua de signos española. Por consiguiente, pueden sufrir otras patologías asociadas, tales como trastornos cognitivos o depresivos. 

Por si el aislamiento no fuera poca desgracia, está la impotencia y el malestar por no poder comunicarse como solían hacer antes.

Consejos para cuidar la salud auditiva

Se considera que hasta la mitad de los casos de sordera se podrían prevenir con una revisión periódica de la audición. La OMS recomienda las siguientes pautas para conservar nuestros oídos bien afinados durante muchos años:

  • Bajar el volumen de los todos los dispositivos, como televisores, reproductores de audio, ordenadores y otros. No nos cansaremos de repetirlo: El sonido demasiado alto daña el oído.
  • Evitar la exposición a los ruidos en la medida de lo posible.
  • Si no podemos (o no queremos) evitar el ruido, usar tapones o protectores auditivos en situaciones ruidosas, como obras, conciertos, etc.
  • Observar si hay signos de pérdida de agudeza auditiva, como la presencia de acúfenos o pitidos o la dificultad para oír ciertos sonidos, entre otros.
  • Acudir a revisiones del oído siempre que sean necesarias o que exista dicha posibilidad, por ejemplo, en la revisión anual de los trabajadores, es habitual que evalúen el estado de su audición.

En cuanto notemos la pérdida de audición, tenemos que poner remedio. Como todo, cuanto más tiempo tardemos, más difícil será la solución.

¿Por qué usar un audífono?

Oír dentro de los parámetros considerados adecuados contribuye a mejorar la calidad de vida y a la comunicación con los normoyentes.

El uso de audífonos y otros mecanismos de ayuda a la audición previenen el aislamiento social porque permite que las personas con pérdida de audición escuchen con cierta normalidad. Así, la falta de audición ya no es un obstáculo insalvable para integrarse.

Existen audífonos de todo tipo, pero todas las soluciones modernas son discretas y mucho más cómodas que los modelos predecesores. El ajuste, adaptación y elección de estos dispositivos debe llevarlo a cabo un servicio profesional autorizado, como la Farmacia Fatou.

Salud auditiva en Gines

En Farmacia Fatou ofrecemos un servicio completo orientado a mejorar la salud auditiva en Gines. Gracias a nuestra amplia experiencia, nuestros profesionales te asesorarán para que encuentres lo que realmente te conviene y podrás hacerte las siguientes pruebas:

  • Acumetría.
  • Impedanciometría.
  • Audiometría tonal liminar y supraliminar.
  • Audiometría verbal.
  • Selección o adaptación de audioprótesis para mayores de 10 años.

También puedes contar con nosotros para proteger los oídos. Disponemos de tapones de baño y de protección auditiva. Por último, ofrecemos productos para limpiar y mantener las prótesis auditivas y un extenso catálogo de otros productos relacionados con la audición.

Comprar audífonos en Gines

No quieres perderte ni una sola conversación. Deseas poder escuchar la información de la radio o la tele como de costumbre, pero notas que ya no oyes como antes. En un gabinete de audición como el nuestro, encontraremos la solución a tu medida para que lo oigas todo. Es el momento de plantearse usar un audífono. ¡Ven y consúltanos!

  • De manera telefónica, en nuestro teléfono 954 713 403.
  • Por correo electrónico, escribiéndonos a info@farmaciafatou.es
  • A través de nuestro formulario de contacto.
  • Visitándonos de lunes a domingo de 9 a 22 horas (calle Haza de Liendo, 4, Gines, Sevilla).