Para saber que utilizamos la protección solar correcta, lo primero que debemos tener claro es el tipo de piel que tenemos, es decir, nuestro fototipo, que es la intensidad de pigmentación que tiene nuestra dermis. Estas características vienen determinadas por diferentes variables<span»> como por ejemplo el lugar de nacimiento, el tono de la piel o la genética heredada. La melanina es el componente principal a la hora de determinar nuestro fototipo.

¿Cómo elegir la protección solar adecuada para este verano?

Las principales características para determinar el fototipo de nuestra piel y saber si utilizamos el protector solar correcto pueden ser las siguientes:

  • Aparición de pecas en el verano.
  • El color de la pieldurante en invierno, que puede ser lechoso Blanco, semi-mate o mate.
  • El tipo de bronceado, si es dorado, moreno claro, dorado moreno, oscuro o moreno oscuro.
  • Aparición de ampollas, duración y grado de enrojecimiento ante la exposición solar

En función de las particularidades de la piel e intensidad de los daños sufridos frente a la exposición solar, se pueden distinguir seis tipos de fototipos diferentes, que te contamos a continuación.

Farmacia Fatou en Gines

Fototipo I (tipo celta)

Son personas que se caracterizan por tener la piel blanca o lechosaojos claros y numerosas pecas en las zonas donde más incide el sol, siendo la cara y brazos los lugares más comunes de su aparición.

  • Grandísima facilidad para quemarse y nunca consiguen broncearse.
  • Con tan solos 12-15 minutos de exposición ya aparece enrojecimiento.
  • Signos de envejecimientos aparentes a edades más tempranas.
  • Facilidad para engrosar su piel y mucha facilidad para desarrollar tumores benignos.

Para este fototipo de piel se recomienda usar el protector solar con mayor factor de protección (50+) y renovar la protección cada 30-45 min.

Fototipo II (tipo germánico)

Este segundo fototipo se corresponde con una piel blanca, ojos entre claros, verdes o pardos. Es una piel menos sensible y se caracteriza por:

  • También es una dermis que se quema con facilidad y apenas llega a broncearse.
  • El enrojecimiento aparece entre 15-18 minutos tras la exposición al sol.
  • Presenta signos tempranos de fotoenvejecimiento.

Deben utilizar factor de protección máximo(50+) y renovárselo cada hora.

Fototipo III (raza caucásica)

Personas de pelo castaño o rubio, piel clara, en muchas ocasiones grasa, y ojos marrones son las características de este fototipo de piel, en ocasiones se pueden quemar pero con precaución pueden conseguir broncearse sin problemas.

  • Enrojecimiento a los 20 minutos.
  • Cierta tendencia a crear manchas en la piel.
  • Mejor tolerancia a los rayos UV de sol.

En este fototipo se pueden utilizar factores de protección desde 30 a 50+.

Fototipo IV (razas mediterráneas)

Personas con cabello y ojos oscuros, piel oscura o mate y la dificultad para quemarse son las principales características de las personas que disponen de este fototipo.

  • Conseguir broncearse es mucho más fácil, en caso de quemarse aparece una tonalidad morada en la piel.
  • Pueden aparecer manchas con cierta facilidad.

El factor de protección recomendado es 30.

Fototipo V (amerindias o mestizas)

Piel oscura o mate con unos ojos y pelo muy oscuro o negro son las características del quinto fototipo de piel.

  • Se broncean muy fácilmente y muy raramente sufren quemaduras en la piel.
  • El enrojecimiento aparece a los 28-30 min de exposición al sol.
  • El fotoenvejecimiento es tardío y muy leve.
  • Con un factor de protección del 20 es suficiente.

Fototipo VI (negra)

Las personas con este fototipo no se queman, el enrojecimiento se produce tras 60 minutos de exposición y en algunas ocasiones se producen manchas.

Con un factor de protección del 10-15 es suficiente.

A continuación, os explicaremos los diferentes tipos de protector solar que podemos encontrar tras conocer los diferentes factores de protección que debemos utilizar en función del fototipo de piel.

¿Cuál es la mejor protección?

Fotoprotectores químicos u orgánicos

Este tipo de protectores solares son sustancias capaces de absorber los fotones (partículas de luz), de forma que los inactiva mediante reacciones químicas para que no tengas ningún efecto perjudicial sobre la piel. Es muy importante saber que tardan unos 30 minutos en hacer efecto, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de aplicarlos con cierta antelación a la exposición solar. Al ser un fotoprotector que la piel absorbe, debemos tener cuidado en este tipo de protecciones en niños con pieles sensibles o atópicas.

Farmacia Fatou en Gines

Fotoprotectores orgánicos

Filtros físicos, inorgánicos o minerales

Este tipo de filtro está compuesto por sustancias de tipo inerte, ejercen su capacidad de protección solar mediante el reflejo de las partículas solares a modo de espejo, no absorben radiación. Además, son mucho más efectivas, ya que protegen frente a todo el espectro de radiaciones solares y tienen menos riesgo de alergias. En contraposición son mucho menos cosméticas ya que se ve una fina capa blanca en la piel donde se ha aplicado la protección, por ello son especialmente útiles en niños.

Cuando hablamos de un filtro de pantalla total queremos decir que protege frente a los rayos UVA, UVB, UVC (ultravioleta de onda corta) e IR (radiación térmica), independientemente del factor de protección que tenga frente a cada una de estas radiaciones.

Farmacia Fatou en Gines

Marca especializada en protección solar

Diferentes formas farmacéuticas de un protector solar

Según la consistencia de la protección, podemos distinguir entre cremas, gel, loción, barras sólidas, sprays y polvos.

Las que mayor componente hidratante tienen son las cremas, aunque también las hay más ligeras en función de los gustos y necesidades. Son las mejores para niños y bebes por su gran capacidad de hidratación.

Farmacia Fatou en Gines

Crema facial

Las lociones o leches protectoras se extienden mejor y suelen ir en envases de mayor volumen. En general son también buenas hidratantes.

Los geles tienen dentro de su composición una pequeña cantidad de alcohol, por lo que da cierto frescor al aplicarse, pero se debe tener cuidado con la aplicación en zonas cercanas a ojos o heridas. Están exentas de grasas y no suelen dejar residuos.

El stick o las barras sólidas son muy adecuadas para llevar encima y aplicar como «retoque» en cualquier momento y en cualquier lugar. Útiles para complementar la protección en labios, cara y zonas localizadas. Es el más empleado para esquiar, hacer escalada o simplemente pasear por la playa o montaña.

Farmacia Fatou en Gines

Marca de stick

En cuanto a los sprays son relativamente “jóvenes” y se ha popularizado su uso por la rapidez y comodidad a la hora de ser aplicado, aunque se debe acabar la aplicación extendiéndolo con la mano.

Para finalizar, los polvos son una nueva forma de presentar un protector solar, se puede utilizar como una polvera para maquillarte y de camino llevas la protección solar en la cara.

Otros factores a tener en cuenta

  • Cada hora del día tiene una intensidad de radiación solar diferente. La máxima es entre las 12 h. y las 16 h. (oficiales).
  • El riesgo de quemaduras se incrementa con la altura. Cada 300 m. aumenta un 4% el poder eritemático de las radiaciones ultravioletas.
  • La radiación solar es más intensa en función de la zona geográfica. Cerca del Ecuador puesto que incide verticalmente sobre la tierra.
  • La estación del año también es un factor importante. En verano la radiación solar nos llega con toda su energía.
  • La nieve (80%), la arena (25%) y el agua o la hierba (10%) reflejan las radiaciones haciendo que se sumen sus efectos al incidir directamente sobre la piel.

Últimos consejos

EVITA

  • Exponerte al sol entre las 12 y las 16 horas (oficiales)

VIGILA

  • La protección de los niños y ancianos de forma especial.
  • Los cambios de color, forma o tamaño de pecas o lunares. Consulta a tu médico de cabecera.
  • Si tomas medicamentos, consulta a tu farmacéutico de confianza.

UTILIZA

  • Productos cosméticos de protección solar adecuados a tu fototipo.
  • Gafas de sol que absorban el 100% de las radiaciones UV.
  • Protección física: sombreros de ala ancha, camisetas, etc.